POR QUÉ SOLO POCOS ENTRARÁN AL CIELO

2022 07 20 AO FB ES

Génesis 1.1 dice: "...creó Dios los cielos y la tierra". Él es el creador del Cielo. Con un tiempo y espacio muy limitados, digamos que Dios creó un lugar supremo para los propósitos previstos.

Dios es santo y perfecto. Así es el Cielo, Su morada (Salmos 89:6, Nehemías 9:6). Luego Romanos 3:10 dice: "...No hay justo, ni aun uno". Ningún ser terrenal es lo suficientemente santo para el Cielo. Sólo la perfección de Cristo produce una santidad que da entrada a la morada de Dios. Levítico 19:2 registra el énfasis del Señor en ser santos "...Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios." La palabra santo en hebreo es "kadesh", que significa ser santificado, consagrado y dedicado o estar separado del mundo y la mundanalidad.

Jesús dijo en Juan 14.3: "Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis". ¿Quién es "vosotros" en el versículo 3? Este es un lugar único donde Dios ha invitado a Su familia a estar con Él donde Él está. ¿Ha creado Dios el Cielo para cualquiera y para todos? Dios que habita la eternidad mora allí. Todo el versículo dice: "Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados." Isaías 57:15 (RV60) (Creado para aquellos exactamente como Él). La frase bajo consideración en hebreo es "עד שכן". La primera palabra, "שכן" significa residir o habitar. Este verbo está en forma de participio activo, que en la versión King James se tradujo como "habita", o en inglés moderno "habitando". La segunda palabra, "עד", puede significar "continuación perpetua; futuro perdurable" o "tiempo sin fin". En la versión Reina-Valera, la palabra en este versículo fue traducida como "eternidad". Curiosamente, esta es la única vez que aparece la palabra "eternidad" en esta traducción de la Biblia. La singularidad de esta combinación de palabras permite muchas traducciones e interpretaciones diferentes.

No comparando los eventos espirituales y naturales, pero a modo de analogía, muy pocas personas tienen visitas en sus hogares, y ciertamente no extraños que no estén interesados ​​en esa residencia a pesar de que están invitados. No hay intereses comunes, y los invitados no tienen ninguna necesidad o deseo particular de estar allí por ningún motivo. El residente de esa vivienda extenderá una invitación por varias razones, y todas pueden ser por razones que beneficiarían al visitante. El hecho es que si hay una frialdad mortal entre el propietario y el huésped, muy pocas veces el huésped tendrá "deseos" de ir a esa casa. No tiene ningún sentido de beneficio para él por estar allí. No importa el propósito del dueño o la necesidad de su invitación, no hay nada de interés común entre ellos debido a la indiferencia y ceguera del visitante.

El hecho de que Jesús murió por todos no significa nada para el hombre no salvo. No tienen compañerismo basado en la gratitud, los intereses comunes o las metas. En otras palabras, ¿por qué el poseedor de esa casa habría muerto por el huésped, ofrecido para satisfacer su necesidad, etc.? ¿Hay alguna razón para continuar con las cosas buenas por parte del residente?

Dios tiene una casa santa; Él ha invitado a todos a reunirse allí con Él; la mayoría se niega, no desea estar allí, ignora las invitaciones y no tiene sentimientos ni corazón por la casa o el propietario. Tal es la condición de la oveja perdida del mundo. Jesús no fracasó en sus obras maravillosas. Una gran nube de testigos entrará en su morada. Gracias a Dios.

Por Robert Turnage - Presidente School Of Christ International