Mensaje de Misión (Noviembre 2021)

Mensaje de Misión Noviembre 2021 - Todos deben esforzarse por entrar al cielo

¿Qué más puede hacer Jesús? ¿Hay algo que agregar a la obra que Jesús ya ha hecho? ¿Falló? ¿Hay más por hacer?

Si es así, ¿Quién va a hacer algo que alguien crea que se debe hacer? ¡NO! Esta terminado. El Hijo de Dios completó la voluntad del Padre. Él tuvo tanto éxito en hacer la voluntad del Padre que Dios mismo dijo de Jesús en Mateo 3.17: "... Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia". Apocalipsis 22.18-19 especifica el castigo para aquellos que agreguen o quiten algo de la obra perfecta de Jesucristo. Estos versículos dicen: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” Ese es el hecho definitivo y asentado.

Entonces, ¿qué quiso decir Jesús en Lucas 13.24 cuando dijo: "Esforzaos por entrar por la puerta estrecha; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán"? Si la salvación es un regalo gratuito de Dios y Jesús ha pagado el precio tan completamente, ¿por qué debo esforzarme? Porque tienes un enemigo, el diablo, que ha venido a robar, matar y destruir (Juan 10.10). Se ha pagado el precio eterno y totalmente suficiente, y el enemigo viene a quitarle el regalo eterno de Dios. Por lo tanto, debemos esforzarnos por entrar por la puerta estrecha. La Biblia define esforzarse como “hacer esfuerzos; esforzarse con seriedad; trabajar duro; aplicable a los esfuerzos del cuerpo o la mente." La definición bíblica de buscar es “Consultar; pedir; solicitar; esforzarse por encontrar o ganar... "

Jesús está alertando a sus hijos de que tenemos un enemigo mortal en esta vida. Jesús incluyó esta seguridad en 1 Juan 2.14: “… os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno”. Tenemos que vencer al diablo en sus mortíferos esfuerzos contra nosotros. Dios nos ha dado esta fuerza y ​​poder mediante la fe en Cristo. La batalla puede continuar en esta vida, pero nosotros, a través de Cristo, somos más que vencedores, como se encuentra en Romanos 8.37.

Continúe peleando la buena batalla de la fe (1 Timoteo 6.12). Nunca dejes de luchar, esforzarte y trabajar duro contra Satanás. No seas culpable de solo pedir y buscar entrar en la vida eterna. Eso no es suficiente para vencer las tentaciones, mentiras y obras destructivas del infierno.

turnage

Robert Turnage - Presidente School of Christ International

Facebook Español

Facebook Português