Primera escuela tiempo completo en prisión etíope

Hemos tenido una gran lucha queriendo entrar a las prisiones de Etiopía. Hemos hecho cultos,

he predicado en las prisiones, pero sumamente difícil fue hacer una Escuela de Cristo completa. El Señor abrió la puerta para que hagamos una Escuela en la prisión Hawassa.

Esta escuela fue muy difícil y tuvimos mucha oposición. Pero los testimonies provenientes de esta Escuela son tremendos. Durante las clases, el lugar se llenaba de la presencia de Dios. El Pr. Okata, uno de nuestros líderes, sintió que era poderosa como pocas que hayamos tenido. En las cuatro semanas tuvimos tiempos poderosos en oración y gran arrepentimiento. ¡Era oración de arrepentimiento y eso era poderoso!

Para llevar a cabo la Escuela, tuvimos que concordar en que cualquiera que quisiera, vendría a clases. Esta petición fue hecha pensando que no aceptaríamos esa condición, pero alegremente aceptamos y graduamos 165 alumnos en esta Escuela carcelaria. A veces teníamos hasta 310 oyentes atentos a las enseñanzas. Al final del día los alumnos predicaban a los otros prisioneros sobre lo que aprendieron ese día de clase. Un total de 63 prisioneros pasó al frente para orar por su salvación. Lo que Dios hizo en esa prisión durante esta Escuela no puede ser descrito en palabras. Los testimonios solos convierten el costo, sacrificio y labor de esta Escuela en un éxito. Hubo muchos testimonios acerca de revelación de pecado, arrepentimiento, nuevo nacimiento y también llamado de Dios en la vida de ellos.

Los alumnos, después de asistir a las lecciones del día, volvían y enseñaban las lecciones a otros. No estaban instruidos a hacer eso, nadie les decía que lo hagan. Lo hacían porque la vida del Espíritu de Dios hace que un hombre lo haga. Un alumno dijo: “Tenemos que hacer eso porque estas lecciones son muy importantes para todos los prisioneros”.

Durante la Escuela, los soldados del complejo (guardias) pedían Biblias para leer. Uno de los soldados dijo: “Los soldados siempre odiaban leer la Biblia, pero hoy quieren leer la Biblia”.

Ha sido una larga trepada a las prisiones de Etiopía, pero hoy, por causa de lo que la Palabra de Dios hizo en esta prisión, tuvimos una oportunidad de hacer la EDC en una prisión diferente. Oramos y planeamos que podamos realizer la segunda escuela carcelaria en inicios de 2016. Les pido que por favor oren por estas escuelas. Oren por que veamos este fuego de Dios por toda la prisión y las poblaciones de Etiopía. Oren por nosotros, para que seamos guiados por el Espíritu Santo en todo lo que hagamos y por favor apoyen financieramente esta obra. No podemos ir y no podemos enviar a obreros nativos a menos que el Cuerpo de Cristo apoye la obra con sus dádivas.

0
0
0
s2sdefault