CELEBRANDO 30 AÑOS

Reporte de las prisiones

En 2004 recibí una llamada telefónica de un preso que había cursado la Escuela de Cristo en Alabama, pero había sido trasladado a una prisión privada en Mississippi.

Quería saber si podía llevar la EDC a Mississippi también. Llamé al Alcaide, James Cook, a quien conocía desde el sistema penitenciario de Alabama. Me pidió que fuera a reunirme con él la semana siguiente. Lo llamé el día antes de nuestra reunión programada, sólo me dijeron que no sería posible realizar la EDC debido a que los presos estaban siendo transferidos de vuelta a Alabama. Cook me dio la información que necesitaba para ponerme en contacto con la organización privada que gestiona la instalación, Corporación Correccional Estadounidense (CCA por sus siglas en inglés), y en una semana yo estaba en la oficina central en Nashville.

CCA tiene aproximadamente setenta instalaciones en los Estados Unidos. Les dije de nuestra visión de enseñar a todos los internos los caminos de Dios. Cuando me fui les di el manual de la EDC y el resto del material que teníamos, y dos semanas más tarde, presentamos la SOC a cada alcaide y adjunto y jefe de seguridad. Ellos se quedaron sorprendidos por el efecto que creían que la EDC tendría en los internos de sus prisiones. Evaluaron cómo se planificó la ejecución de las escuelas a diario, y explicamos que nos gustaría trabajar con los capellanes y reclutar voluntarios. Hoy, ocho años después, pusimos la escuela en más de sesenta instalaciones de CCA. ¡Alabado sea el Señor!

En la primera parte del mes de mayo yo estaba en cuatro de estas instalaciones en Georgia. Fui bendecido sin medida. Las escuelas están siendo dirigidas por facilitadores contratados. Uno de estos facilitadores en el Correccional de Coffee es un ministro bautista que se encuentra ahora en su quinta clase. Él compartió conmigo su deseo de ser lleno del Espíritu Santo. Me dijo que nunca había oído algo así en su vida. ¡CCA le está pagando para ejecutar la clase todos los días laborables de la semana! En todo el país CCA está pagando facilitadores para llevar a cabo las Escuelas de Cristo. Es increíble ser una pequeña parte de lo que Dios está haciendo en las prisiones de Estados Unidos. Los cambios radicales se están haciendo todos los días. La presencia de Dios era poderosa en cada prisión la semana pasada. Cientos dieron sus vidas al Señor. El culto en cada lugar fue increíble. En una prisión, dos hombres ingleses vinieron y se presentaron a mí. No sé por qué estaban allí, pero estaban en el lugar correcto en el momento adecuado. Vinieron desde Inglaterra para ser salvos en una prisión estadounidense.

En los próximos meses voy a estar en varias prisiones de todo el país: cuatro en Tennessee, dos en Kentucky, seis en Arizona, siete en Texas, tres en Colorado, dos en Nuevo México, tres en Oklahoma, y ​​cinco en Florida.

Noticias recientes

Facebook Español

Facebook Português