Escuela en los Andes fuerte y creciendo

En Octubre de 2016, el obrero de campo Delvis Mercado y yo realizamos

otra Escuela de Cristo en La Paz, Bolivia, localizada en la cima de los Andes. Tuvimos una clase muy atenta y disciplinada, consistiendo mayormente de pastores que venían de diferentes denominaciones. Siempre estamos agradecidos cuando podemos tener hermanos de diferentes denominaciones juntos oyendo las enseñanzas de la EDC. Durante los días de enseñanza y oración, las murallas de tradiciones religiosas se derrumbaron y mucho arrepentimiento por haberse apartado de la Palabra de Dios.

Estoy tan agradecido que Dios me haya permitido estar presente en la Escuela en La Paz, y ser testigo del mover de Dios que sucedió en la vida de estos pastores y obreros. La obra de la EDC se está fortaleciendo en esta área de Bolivia y es mi oración que comencemos a ver realmente un avivamiento entre la gente.

Alumnos de la EDC Bolivia

La última noche en La PAz, me reuní con un grupo de estudiantes universitarios a quienes había conocido el año pasado en la Escuela de Cristo. Se habían estado reuniendo para orar y buscar el rostro de Dios. Comenzaron a hacer estas reuniones después de que algunos habían cursado la Escuela de Cristo. Están orando para convertirse en una vasija de Dios en su país. Qué alegría verlos orando y adorando en Verdad y en el Espíritu de Santidad. Les animé a continuar con Dios, y esporo poder pasar tiempo con este grupo de jóvenes en mi siguiente viaje.

Estando allí me preguntaron si estaría dispuesto a viajar a las áreas remotas y encontrarme con iglesias conformadas por indígenas. Alabando al Señor por otra puerta abierta les dije que sí. Durante el camino, los pastores me contaban que estaban dispuestos a viajar a estas áreas remotas indígenas a predicar el Evangelio. Un pastor dijo que "son demasiado pobres y pocos tienen el deseo de viajar hasta aquí, excepto unos pocos que quieren sacarse fotos que luego usan para pedir dinero". ¡Lamentable! En la primera iglesia que visitamos, el pastor y su esposa nos saludaron con mucho amor y emoción. Después de visitarlos por un momento, era claro que necesitábamos venir y realizar una Escuela de Cristo para pastores de estas áreas remotas. El pastor dijo que le gustaría que se hiciera en su iglesia.

En la segunda iglesia que visitamos, la presencia de Dios fue muy fuerte. Cuando terminé de predicar, no quedó casi nadie en sus asientos, pues todos estaban en el altar orando y queriendo tocar a Dios. Al final de la oración, el pastor con lágrimas en su rostro me dijo: "Dios ha hablado a esta iglesia hoy, y no seremos más los mismos". Este pastor trabajará con nosotros ayudándonos a poner la EDC en áreas indígenas.

Alumnos de la EDC en Bolivia en clase

También en este viaje, el obrero de campo Delvis Mercado ministró y presentó la Escuela de Cristo en Santa Cruz. La última noche de la reunión 80 almas pasaron al frente a rededicar sus vidas al Señor Jesucristo, y pidiendo a Dios que los santifique para Su servicio. Fue un tiempo poderoso en el Señor.

Quedé muy animado por lo que Dios está haciendo en Bolivia. Yo creo que estamos viendo el inicio de una fuerte y verdadera obra de Dios naciendo en esta tierra. Continuamos viendo que Dios abre las puertas para la Escuela de Cristo. Por favor ore por nosotros para que la Palabra de Dios tenga libre curso.

0
0
0
s2sdefault

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario