400 alumnos asisten a una EDC en Brasil

¡Hemos visto la mano de Dios moviéndose de maneras extraordinarias!

En el mes de junio tuvimos el privilegio de viajar a la región norte de Brasil para enseñar la Escuela de Cristo en el estado de Amapá. La Escuela se llevó a cabo en la Iglesia de la Asamblea de Dios en la ciudad de Laranjal do Jarí, que se encuentra a aproximadamente 4 horas de la ciudad capital de Macapá. El Pastor Lucifrancis Tavares Barbosa ha tenido una visión durante muchos años de poner la EDC a disposición de tantos ministros e iglesias locales en su región como sea posible. Hemos estado trabajando estrechamente con el Pastor Lucifrancis, no solo con la enseñanza y capacitación de la EDC, sino también con la impresión de los libros EDC en portugués a través de la Casa Publicadora de las Asambleas de Dios de Brasil.

Nuestra primera semana en Amapá, ministramos en una Convención de Misiones de tres días y estuvimos en otros cultos misioneros en la ciudad de Macapá y sus alrededores. También tuvimos el privilegio de viajar por el río Amazonas para participar en los servicios inaugurales de dos nuevas congregaciones. Fuimos testigos del gran trabajo que el Señor está haciendo a través del Pastor Lucifrancis y el equipo ministerial de Amapá, al llegar a muchas ubicaciones remotas del Amazonas.

Las últimas dos semanas de nuestro viaje enseñamos la Escuela de Cristo en Laranjal do Jarí, en la tercera iglesia más grande en el estado de Amapá. El pastor Jacob y su esposa Noemí han estado sirviendo al Señor en el ministerio por 40 años, y están totalmente vendidos a Dios. Nos sentimos muy animados y bendecidos al presenciar dos grandes ejemplos de vidas completamente dedicadas a la Voluntad de Dios. Pudimos completar la primera mitad de la Escuela de Cristo, y estamos programados para regresar el próximo año para completar las lecciones restantes.

Durante esta escuela, Dios se movió en gran manera a través de las vidas de los 400 estudiantes que asistieron. Llegaron con un gran hambre y sed de aprender más sobre la Palabra de Dios. Algunos de los estudiantes testificaron al final de la escuela diciendo: "Pensé que era salvo hasta que llegué a la Escuela de Cristo". Muchos recibieron el bautismo del Espíritu Santo por primera vez, y otros dedicaron nuevamente sus vidas al Señor. Las enseñanzas de la Escuela de Cristo, ungidas por el Espíritu Santo, tocaron todas las vidas.

El hermano Mário Alexandre testificó: "Me gustaría expresar mi gratitud a Dios por la EDC. He estado sirviendo al Señor por casi veinte años. Fui desafiado por las lecciones del Pastor Clendennen. Aprendí a ser un cristiano mejor de lo que era. No es que no fui salvo, pero como dijo el pastor Brian, "mi vida puede separarse en dos partes, antes y después de la EDC". Me gustaría testificar que la EDC cambió mi vida, y ahora tengo una nueva visión del Reino de Dios. Fui renovado por el poder del Espíritu Santo. ¡A Dios sea la gloria!"

Una hermana testificó diciendo: "Tenía una idea de lo que significaba ser cristiana, pero a través de la EDC Dios me ha dado una nueva visión con respecto a la vida cristiana".

Al hablar con los hermanos y hermanas durante los últimos días de la Escuela de Cristo, escuchamos muchos testimonios similares. Dios ha comenzado su obra para producir el avivamiento del tiempo del fin que marcará el comienzo de la venida de Cristo para la Iglesia. Es un gran privilegio y honor haber sido llamado para un trabajo tan grandioso como este.

Imagen parcial de graduados de Brasil

Gracias a todos los que apoyan el ministerio Escuela de Cristo a través de oraciones y finanzas. No podríamos continuar en este gran campo sin USTEDES, ¡Que las bendiciones de Dios continúen sobre cada uno de ustedes!

Brian Larsen

Vicepresidente de EDC y Director

 

0
0
0
s2sdefault

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario