Discipulando una cosecha evangelística en Mongolia

Andrey Sekhin y yo acabamos de terminar la segunda Escuela de Cristo en la región de Erdenet en Mongolia. Debido a limitaciones de tiempo, hicimos una escuela de dos semanas. Nos reunimos todos los días durante dos horas de oración y seis horas de enseñanza.

La mayoría de estos estudiantes eran de ciudades pequeñas de Mongolia. Cuando llegaron hablaron sobre las luchas que enfrentaron tratando de hacer un impacto para Cristo entre su gente. Sin embargo, todos salieron de la escuela renovados, restaurados y comprometidos con la obra del Señor.

mongolian7

Hubo un poderoso movimiento de Dios desde el principio. Cuando comenzamos las lecciones en la serie " La Sangre Todopoderosa", un joven testificó que comenzó a ver la autoridad y el poder de la sangre de Cristo y la victoria de la Cruz por primera vez. Otro hombre contó cómo Dios descendió y lo convenció de su pecado y, con profundo arrepentimiento, le pidió a Dios que lo limpiara.

Varios de los líderes de la iglesia mongola dijeron que sabían que Dios estaba estremeciendo las iglesias y líderes de Mongolia. Algunas iglesias literalmente estaban cerrando debido a años de negligencia, inmoralidad y doctrina falsa. Sin embargo, hay iglesias que se basan en la Verdad que están presenciando y plantando nuevas iglesias. La iglesia en Erdenet es una iglesia así. El pastor relató cómo, cuando asumió el liderazgo de la iglesia hace 10 años, la iglesia casi no tenía líderes. Alrededor de un tercio de los líderes se había ido para comenzar otros trabajos. Otro tercio se desvió y abandonó la iglesia o cayó en pecado. La última tercera parte que quedaba era joven e inexperta, luchaban por mantener viva la iglesia. Muchas personas seguían viniendo a Cristo, pero la iglesia misma era demasiado débil para discipularlas. El año pasado, nuestra primera Escuela de Cristo ministró a su grupo principal y estabilizó la iglesia. Pronto se discipuló la cosecha evangelística y se estaba formando un nuevo liderazgo.

En este momento estamos viendo a Dios levantar el liderazgo para el evangelismo y la plantación de iglesias. Ahora tienen 35 personas listas para pasar por la Escuela de Cristo, y luego ir de inmediato a un pueblo vecino y comenzar una nueva iglesia. ¡Qué milagro de Dios! Hace poco tiempo estaban luchando por mantenerse con vida, pero debido a la Escuela de Cristo, la iglesia está creciendo, los discípulos están siendo entrenados y se está estableciendo el liderazgo.

Los líderes mongoles están recibiendo numerosas llamadas de personas que desean asistir a la próxima Escuela de Cristo. Están preparando grupos en todo el país para ir a la escuela; 30 personas en el noroeste, y otras 30 en el suroeste. Hay personas en el sur y en el este esperando que vayamos a su área.

Dios, y enfatizo a Dios, está estremeciendo las iglesias de Mongolia. Están buscando la Verdad que proporcionará una base sólida para el crecimiento. Ellos creen que la Escuela de Cristo es la respuesta. ¡Estamos de acuerdo! La escuela proporciona la verdad necesaria para vencer el pecado y la enseñanza falsa. La respuesta a los problemas de la iglesia es un llamado al arrepentimiento.

Si Dios provee podríamos tener una Escuela de Cristo en julio y otra en el otoño. Estamos listos para avanzar en la fe para fortalecer las iglesias existentes y posibilitarles plantar nuevas iglesias en toda la nación. ¿Responderás al llamado de Dios? Todo lo que necesitamos para cumplir la Voluntad de Dios es que la gente de Dios nos dé. Este es el momento de Mongolia.

pledgeJoel Pledge - Director de EDC

Andrey Sekhin - Obrero de Campo

0
0
0
s2smodern

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario