Iglesia de Mongolia preparándose para avivamiento y alcance misionero

Dios continúa impactando el país de Mongolia a través de la Escuela de Cristo. En Julio realizamos una escuela para entrenar jóvenes adultos que están llamados al ministerio. Sus edades eran de entre 16 y 28 años, y la mitad de ellas ya estaba comprometido al ministerio a tiempo completo en las iglesias como pastores, misioneros, líderes de pequeños grupos o líderes de alabanza. Dios tocaba en cada lección con Su presencia y poder. Pasamos tiempos maravillosos de oración y alabanza ante el trono de Dios. Sin dudas, la iglesia de Mongolia se está preparando para un gran avivamiento y un poderoso envío de misioneros.

Muy seguidamente caemos en la trampa de lo que Dios es capaz de hacer. Nuestra fe es tan débil que empezamos a creer que la obra de Dios depende solamente de lo que podemos hacer en nuestras propias fuerzas.

Durante mi ministerio en Mongolia, hablé con cantidad de pastores y misioneros que están impactando países cerrados al evangelio ahora mismo. Un misionero ministraba en China y encaja en la cultura, y aprendió algo del idioma, y puede asistir a la iglesia local para plantar nuevas iglesias y entrenar discípulos.

Otro ministro fue llamado a Kirguistán, un país predominantemente musulmán, pero que recibe obreros de Mongolia. Es maestro de una escuela y puede conectarse con la iglesia de Kirguistán.

Uno de los jóvenes hizo un compromiso para Cora del Norte. Ya pasó un semestre en la universidad allí, y planea regresar. Pudo testificar y compartir de Cristo. ¡Tiene acceso porque la puerta a Corae del Norte está abierta a los mongoles!

La iglesia que auspició el entrenamiento de la EDC para jóvenes adultos en Mongolia, reportó que dos de sus familias de la iglesia viven en el norte de Afganistán y ministran en una iglesia clandestina. ¡Nada es muy difícil para Dios!

Demasiadas veces hemos cuestionado cómo alcanzará Dios a esta generación. Él me mostro en este viaje los medios: ¡El Espíritu Santo llama! ¡El Espíritu Santo enseña! ¡El Espíritu Santo equipa! ¡El Espíritu Santo envía! Nosotros debemos hacer nuestra parte. No podemos ir a Corea del Norte ni Afganistán a ministrar Cristo, pero esto no significa que Dios no esté llamando a hombres y mujeres de diferentes partes del mundo a que vayan y puedan entrar a estos países cerrados.

Tenemos una oportunidad única de ayudar a estos misioneros a ser efectivos. La Escuela de Cristo es la herramienta de entrenamiento misionero más efectiva que se haya desarrollado. Debemos ser fieles en dar para que esta Escuela pueda ser enseñada a los que son llamados.

pledge Joel Pledge - Director EDC

 mongolia noviembre 1 Equipo de entrenamiento de líderes EDC

mongolia noviembre 2Grupo de jóvenes adultos mongoles llamados al ministerio

0
0
0
s2smodern

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario