Reporte de China

¡Qué grandiosa fue la Escuela de Cristo en el sur de China! Debido a circunstancias complicadas, decidimos enseñar a la escuela en varias etapas.

Voy a viajar y enseñar a tres escuelas de una semana. Todos los estudiantes de la escuela tenían una llamada misionera en su vida. La mayoría de ellos procedía de iglesias que no reconocen el hablar en lenguas como un signo del Espíritu Santo, pero estos estudiantes deseaban recibir el poder de Dios. Tuvimos clases de primera hora de la mañana hasta tarde en la noche, por suerte, los estudiantes chinos no tienen problemas con la diligencia. Como costumbre de la Escuela de Cristo, por la mañana y por la noche tuvimos una reunión de oración de una hora. La Palabra tocó a los estudiantes y ellos nos agradecían por la pura enseñanza impartida en la Escuela de Cristo. Estaban tan ansiosos de recibir el poder del Espíritu Santo que en el último día de la escuela, cuando estábamos orando para que reciban el bautismo en el Espíritu Santo, comenzaron a orar en lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Qué espectáculo maravilloso verlos recibir el Espíritu Santo. Ellos están realmente preparados para llevar a cabo el ministerio que el Señor les ha llamado a hacer.

Esta fue una semana de la escuela, pero vamos a regresar en las próximas semanas para terminar su formación. Gracias por tus oraciones y apoyo. Estamos viendo vidas cambiadas a través de la Escuela de Cristo en todas las áreas de China.

0
0
0
s2smodern

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario