Reporte de Camboya

¡Gloria a Jesús! Fuimos testigos de la Gloria de Dios en los suburbios de Siem Reap, Camboya. En uno de los cultos donde los misioneros rusos predicaban,

un hombre de una casa vecina vino a ver qué estaba sucediendo. Pasó al frente al final del servicio para salvación. Cuando regresó a casa a su región, comenzó a testificar acerca de Jesús; como resultado de su predicación, las personas se interesaron por conocer más acerca de Jesús. Él nos pidió que fuéramos a predicar el Evangelio en esta región budista para estas personas hambrientas. Sin propaganda alguna, unas 300 personas vinieron a escuchar la Palabra de Dios. A través del testimonio de este hombre, Dios tocó el corazón del director de una escuela local y oficial de la administración de gobierno local. Ayudaron a organizar la reunión y estuvieron presentes en cada servicio. Después de predicar y hacer una llamada para los que querían recibir a Jesús como Salvador, unas 70% de las personas vinieron al frente. También oramos por los enfermos que vinieron. No teníamos luz, pero eso no detuvo la reunión. Usamos el proyector de video para solucionar el problema. Dios se movió en esa reunión y nos fuimos animados. ¡Gloria al Señor! Gracias por sus oraciones y apoyo. ¡Que el Señor los bendiga abundantemente!

 

0
0
0
s2sdefault

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario