Reporte de China

Fuimos invitados a la provincia de Anhui, este de China, para hacer una Escuela de Cristo. Es una provincia muy pobre de China

y por lo general es llamada como la “Apalaches de China”.

La persecución contra las Iglesias en China está en aumento y a causa de esto, encontramos algunos problemas para realizar esta Escuela de Cristo. La iglesia donde habíamos planeado hacer la Escuela experimenta una atención aumentada e inesperada de parte del gobierno últimamente, y como resultado, los líderes tenían dudas razonables de que podrían ser arrestados. Tuvimos que cambiar la ubicación a último momento.

Nuestro nuevo lugar no tenía Sistema de calefacción y afuera nevaba. Eso hacía que la temperatura afuera y adentro sea casi la misma. Había sesenta líderes de iglesias locales. Todos tenían que abrigarse muy bien para mantener la temperatura corporal tolerable, y tomábamos breves intervalos para beber té caliente y subirnos la temperatura. Así, hacíamos clases todo el día y las personas tenían mucha hambre de oír la Palabra de Dios. El frío no les molestaba.

Los alumnos me decían, durante los intervalos, que alguna vez tuvieron avivamiento en sus iglesias. Muchas personas se salvaban, pero algo sucedió que las Iglesias simplemente se entibiaron. Yo creo que el Señor nos envió a este lugar para cambiar la situación en estas iglesias con el ministerio de la Escuela de Cristo.

Estas personas tenían tantas ganas de oír la Palabra y el último día el Señor derramó su Espíritu abundantemente. Las personas clamaban en arrepentimiento, algunos me agarraban la mano y las colocaban en su cabeza, y no me soltaban hasta que yo orase intensamente por ellos, muchos fueron sanados.

Al final nos rogaron que regresemos. Les dejamos las enseñanzas de la Escuela de Cristo en memorias SD y en DVD. Gloria al Señor por su obra milagrosa. Él revivió a los líderes y ellos llevarán ese avivamiento a las personas a las que están llamados a ministrar.

0
0
0
s2sdefault