Nuevas puertas se abren en Mongolia para la EDC

El pastor Darkhan Mukhko escuchó la Escuela de Cristo en MP3 en 2013. El Señor realmente tocó su vida

y estaba decidido a asistir a una escuela cuando pudiera. En la primavera de 2014 organizamos una escuela en el sur de Mongolia. Aunque el pastor Mukhko vive en el norte, viajó en automóvil por Mongolia para asistir a la escuela. Estaba conmovido en su corazón después de cada lección y sabía que debía traer la Escuela de Cristo a su ciudad. En el otoño de 2014 organizamos una escuela en Darkhan, Mongolia. Vino y sintió que debíamos llevar la Escuela de Cristo al noreste de Mongolia, cerca de la frontera con Rusia, a la ciudad de Sukhbaatar.

Vimos al Señor moverse desde el primer día de la Escuela. Los estudiantes vinieron de dieciséis lugares en Mongolia y los lugareños vinieron a escuchar las lecciones en su tiempo libre. Una mujer testificó que en el segundo día de la Escuela, se liberó del hábito de fumar y otros testificaron de sanidades. Sus vidas fueron cambiadas debido al verdadero fundamento enseñado por la Escuela de Cristo.

Cada mañana y cada tarde durante una hora de oración individual, los estudiantes oraron fervientemente para recibir la revelación de lo que habían escuchado de las lecciones de la EDC. Una mujer vino a decirnos que Dios la había llamado a ir a China como misionera para predicar el Evangelio a los mongoles que viven allí.

Una vez más, vimos al Señor dar vida a los corazones de su pueblo a través de la Escuela de Cristo. Los líderes fueron llenos con el poder del Espíritu Santo y revividos. Se fueron para regresar a sus iglesias para traer avivamiento a su gente.

Ya hemos terminado la traducción de la Escuela de Cristo al idioma mongol. Ahora solo está en el formato electrónico, pero actualmente estamos trabajando en el formato escrito. Los videos de la EDC están disponibles en YouTube en idioma mongol para que todos puedan verlos. He escuchado testimonios de cristianos que han sido bendecidos al ver la EDC en Internet. Cada estudiante después de la graduación recibió una tarjeta SD y un disco MP3 con la enseñanza de la EDC para llevarse a casa.

Gracias a Dios por su trabajo en Mongolia, tantas vidas han sido tocadas por la Escuela de Cristo. Estamos viendo más puertas abiertas para el ministerio.

0
0
0
s2sdefault