Reporte de Israel

Mi primer viaje a Israel fue en 2005 con el Dr. Marion Dodson y el Pastor B.H. Clendennen, donde se realizó la primera Escuela de Cristo en Israel.

En noviembre de 2012, tuve el privilegio de regresar a Israel por quinta vez. Ahora puedo informar que los efectos a largo plazo de la Escuela de Cristo se siguen sintiendo hoy.

En la Escuela de Cristo, Judios y árabes asistieron juntos. Los testimonios de ex alumnos de la Escuela de Cristo son que obtuvieron una comprensión más profunda de la Palabra de Dios. Cada pastor habló de las reuniones de oración y de cómo Dios trató con ellos. Tienen un hambre continua por una comprensión más profunda de la Palabra de Dios. Fue en la Escuela que muchos aprendieron el poder de la oración. Estos ministros seguirán usando lo que han recogido de la Escuela de Cristo por el resto de sus vidas.

Estamos pensando en volver a Israel el próximo año, y reunirnos con más de nuestros antiguos alumnos. Todos sabemos cómo los acontecimientos en el Oriente Medio han tenido un profundo impacto en el mundo. Pero, en medio de estas incertidumbres, el Dios que gobierna sobre la historia hace promesas que ofrecen esperanza y futuro a los que creen. Estos pastores y sus iglesias están ofreciendo esta misma esperanza en Israel hoy en día. El Señor ha permitido que tú y yo, y la Escuela de Cristo, seamos parte de estos eventos finales que ocurren en la escena del mundo de hoy.

En Israel, si sólo ves los lugares de interés turístico, nunca conocerás el mundo real que existe allí. La tensión racial es muy alta, junto con fuertes hostilidades religiosas. Los pastores que asisten a la Escuela de Cristo enfrentan la creciente oposición y hostilidades en su propio país. Hay estudiantes que se graduaron de la Escuela de Cristo, que pastorean tanto congregaciones judías como árabes. Estas iglesias y pastores y sus familias, están en la primera línea de la evangelización cada día.

Las congregaciones árabes están en el medio de las comunidades de mayoría musulmana, donde se enfrentan a muchas amenazas. Los ataques se centran principalmente en los niños y adultos jóvenes.

La esposa de un pastor de una congregación árabe llena del Espíritu, me contó cómo sus hijos no están a salvos si están afuera solos. Viven bajo constante peligro, incluso los han golpeado, algunos de ellos muy gravemente. Los niños son parias en la escuela porque son cristianos; y si sus padres son pastores, la persecución se intensifica.

En todas las iglesias en que tuvimos el privilegio de servir, la presencia del Espíritu Santo era muy frecuente y se manifestaban los dones del Espíritu. Muchos fueron salvados y bautizados en el Espíritu Santo. En cada iglesia la respuesta fue tremenda. En una iglesia casi todos en el edificio respondían a la predicación de la Palabra.

Aunque rodeada de barrios con un espíritu que es hostil al Evangelio y a cualquier pensamiento de Cristo, hay iglesias y congregaciones que se han convertido en una luz para su mundo oscuro. Mientras estaba sentado en estas congregaciones oírlos cantar y verlos levantar sus manos en el culto, yo me fortalecía en mi alma para ser testigo del Evangelio que transforma la vida del creyente. Estas congregaciones pentecostales son de primera generación.

Un día, mientras estaba de pie en la tumba vacía fuera de la ciudad vieja de Jerusalén, leí las palabras que alguien había colocado delante de él: "Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos" (Romanos 1:4). No hay que olvidar que el Evangelio que predicamos tiene poder: poder para salvar hasta lo último. En el libro de Apocalipsis dice: "yo soy siervo contigo, y con tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús: adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía." Si pudiera resumir lo que he experimentado en este viaje a Israel, sería una idea del espíritu de profecía.

Debemos continuar el trabajo de la Escuela de Cristo en Israel. Todos sabemos que la Biblia dice que oren por Israel. Tanto el judío como los grupos árabes necesitan que nosotros estemos con ellos. Muchos quieren bendecir a Israel, y la forma en que usted puede hacer esto es a través del Evangelio de Jesucristo, y su apoyo que ayude a entrenar y equipar a estos pastores. Puede convertirse en una parte de la gran comisión de una manera muy real, la Escritura dice: "Id por todo el mundo y haced discípulos de los hombres". Si usted no puede ir, entonces envíe. Las bendiciones de Dios están prometidas a los que apoyan a Israel. Estamos viviendo en uno de los momentos más emocionantes en la historia del mundo, y debemos estar en los negocios de nuestro Padre. Sus oraciones y apoyo financiero continúan dando mucho fruto en Israel. El Señor utilizó este viaje a través de la Escuela de Cristo para ser un estímulo para los pastores y sus familias. Por favor, guárdelos en sus oraciones. 

 

Pastor McGehee predicando en una iglesia árabe
Pastor McGehee predicando en una iglesia árabe
Casi todos los presentes respondían a la predicación de la Palabra
Casi todos los presentes respondían a la predicación de la Palabra
Estos pastores y sus familias están en la línea de frente del evangelismo diariamente.
Estos pastores y sus familias están en la línea de frente del evangelismo diariamente.
Grupos judíos y árabes necesitan que estemos con ellos en oración.
Grupos judíos y árabes necesitan que estemos con ellos en oración.
La presencia del Espíritu Santo era predominante, y los dones se manifestaban en cada iglesia que prediqué.
La presencia del Espíritu Santo era predominante, y los dones se manifestaban en cada iglesia que prediqué.

 

0
0
0
s2smodern

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario