Propósito y visión

La meta de la Escuela de Cristo

Jesús dijo: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura" (Marcos 16:15).

Este versículo pone en primer lugar la mayor meta de la Escuela de Cristo, pero los que eligen cumplirla y lograr lo que con la mente natural es imposible, son muchos. La vida de Cristo manifestada en la vida de otro es un plan efectivo para alcanzar a "cada criatura"; con la cooperación del cuerpo de Cristo y un derramamiento de Pentecostés sobre los estudiantes, se hace posible vivir la vida de Jesús.

 

La vida de Cristo manifestada

La Escuela de Cristo se trata de vida. Aunque el conocimiento acabado y la doctrina están incluidos en nuestro aprendizaje, éstos son nada sin la vida de Cristo manifestada en el creyente. La Escuela se basa en el principio de que la criatura está aquí para contener y manifestar al creador. T. Austin Sparks escribió: "El Señor Jesús no dijo: les doy un volumen de enseñanza para alimentarse, dijo: Soy el pan de vida." Antes de poder obtener un provecho del pan, debemos conocerlo y tener una relación vital con Aquel que es el pan. Tiene que haber una relación viva entre el alimentado y la comida. Una adquisición "natural" intelectual de conocimiento de la Biblia no es substituto de la comida espiritual. El discípulo tiene que llegar a ser una manifestación de lo que aprende. La meta de la Escuela de Cristo no es enviar a los discípulos con un cuaderno lleno de notas, sino enviarlos "embarazados" con la vida de Dios. Ningún estudiante se puede graduar sin ser lleno del Espíritu Santo. Hemos dado cientos de testimonios de que en cuanto estos alumnos salen a las ciudades y pueblos de donde han venido y continúan con la disciplina de oración y la Palabra de Dios, se produce el nacimiento de una iglesia; vida viene a esa comunidad.

 

Viviendo la vida de otro

Se pone gran énfasis en la enseñanza de la cruz; día a día se le inculca a los alumnos el testimonio del apóstol Pablo: "Soy crucificado con Cristo", el cual debe llegar a ser su testimonio, entonces podemos decir: "Para mi el vivir es Cristo". Solamente podemos ser eficaces en el ministerio en la medida en que el creyente manifieste la vida de Cristo; dice Pablo: "Le agradó a Dios revelar a su hijo en mi". La posición de la cruz es eliminar todo lo que no es Cristo. No haber entendido que la educación cristiana y la santificación son lo mismo, ha resultado en un aprendizaje objetivo acerca de Cristo. Aprender objetivamente es el problema de gran parte de la cristiandad; aquí en la Escuela de Cristo, vemos más al aprendizaje subjetivo. No aprendemos acerca de Cristo, aprendemos a Cristo. El alumno aprende que Dios no está tratando de hacerle una persona mejor, la victoria no está en poder medirnos por la norma de Dios, porque solo uno pudo hacerlo: Cristo; por eso Dios no busca actuación sino habitación. Hay que permitir que Cristo viva su vida en los creyentes. Este es el diseño y mayor efecto sobre la mayoría de los alumnos.

 

Un diseño efectivo para alcanzar a toda criatura

La Escuela de Cristo se mueve en la creencia de que Cristo está por volver por su iglesia; existe una urgencia entre nosotros, porque creemos que estaremos delante de Dios y daremos cuenta por lo que hemos hecho, o dejado de hacer. La Escuela de Cristo toma seriamente el mandamiento de Jesús de predicar el evangelio a toda criatura. Debido al número de personas e idiomas en el mundo y el hecho de que parece haber poco tiempo, la única esperanza de hacerle conocer el mensaje a cada criatura, es enseñar al nativo a alcanzar al nativo. Desde el polo norte a las selvas del Amazonas, hemos comprobado que éste es el método de Dios. Es económico y funciona. La Escuela de Cristo es estrictamente un instrumento de instruir y enviar. No tenemos iglesia y no tendremos ninguna, pues nuestro propósito en cada nación es constituir iglesias pentecostales nuevas y fortalecer las que existen.

 

Cooperación y ayuda del cuerpo local de Cristo

La Escuela de Cristo es puesta en un país en cooperación con las iglesias pentecostales locales, no lo hacemos por propósitos personales; trabajamos con las iglesias existentes. Ése es el plan de la Escuela de Cristo: ayudar a todas las denominaciones e iglesias pentecostales independientes a alcanzar a su nación para Cristo. Esas iglesias que tienen una visión de sembrar iglesias nuevas nos envían alumnos a los que educamos para ser pastores de esas iglesias. Si el estudiante viene de Asamblea de Dios, Iglesia de Dios, o independiente, saldrá de la escuela para plantar otra Asamblea de Dios o Iglesia de Dios, o iglesia independiente.

La Escuela de Cristo es totalmente gratuita para el alumno, esto incluye: el cuarto del alumno, estadía, comidas, certificado y libro, con TODAS las clases enseñadas. Esto es posible gracias a la generosidad de iglesias pentecostales en Estados Unidos, y personas que ayudan a llevar esta carga. Es difícil para muchos creer que la Escuela es gratis... "De gracia recibimos, damos de gracia". Si usted es el pastor de una congregación (más allá de los títulos), también el costo de su pasaje ida y vuelta es cubierto por la Escuela. El único compromiso de la iglesia local es enviar alumnos que están en el momento pastoreando, o que estén llamados a tal ministerio. La Escuela de Cristo no se compromete en comprar propiedad o edificios para iglesias. Alquilamos el edificio para la escuela y pagamos los servicios, pero no podemos asistir en programas de edificios.

La Escuela de Cristo permanecerá en un país siempre que sea financiera y espiritualmente provechoso. Cuando la Escuela se acaba, los materiales quedarán con las iglesias locales para continuar ellos el trabajo.

 

Vida, sólo de vida

Desde el primer hasta el último día de la escuela, se enfoca a los alumnos a conocer a Cristo, a entender que ser lleno del Espíritu Santo y caminar en el Espíritu es la respuesta a todo, y que ser lleno del Espíritu de Verdad es tener a Aquél que es la Verdad, viviendo activamente dentro de ti. Por eso, ser guiado por el Espíritu le da significado al testimonio de Pablo: "Todo lo puedo en Cristo..."

0
0
0
s2sdefault

Facebook Español

Facebook Português

Otras secciones

  • la clase de la semana

    La Clase de la Semana

  • Devocional diario

    Devocional diario